DECORAR EL DORMITORIO DE LOS PEQUES

Cuando vamos a decorar el dormitorio de los más pequeños de la casa, es conveniente llegar a un acuerdo, encontrando el equilibrio entre lo que ellos quieren y lo que necesitan para disfrutar de un dormitorio práctico. A los más pequeños les gustan los ambientes divertidos con mucho color, así que una buena opción es decantarnos por colores base neutros como blancos o crudos de forma que podamos introducir distintos tonalidades sin riesgo de recargar los ambientes. Las paredes en tonos suaves son perfectas para introducir pinceladas de color mediante complementos y textiles.

El orden es muy importante en el dormitorio, muchos son los juguetes que tienen y es importante tener zonas donde les demos cabida a todos ellos, a la vez que le educamos a organizar y mantener el cuarto recogido. Podemos utilizar cajas, cestos o baúles, todos ellos con diseños infantiles que atraerán su atención.

Dedicar una zona a leer, escribir o pintar, le acostumbrará desde pequeño a trabajar en su habitación, sin que le cueste esfuerzo hacer las tareas y deberes en su habitación . Para ello debemos preparar un escritorio y una silla cómodos.

La luz natural es un factor que debemos aprovechar y reforzar, con pinturas claras y visillos.La luz artificial necesaria para la realización de tareas una vez se haya ido el sol. Lo más correcto es contar con una luz cálida de techo mediante una lámpara y colocar alguna pequeña lamparita cerca de la cama.

Entradas populares